Crujiente de morcilla, repollo y setas

Crujiente de morcilla con repollo y piñones en Thermomix®
Tengo que contaros una anécdota de todos los años por estas fechas :D, pero antes, voy a pediros que hagáis esta receta deliciosa. Podéis ver como lo he hecho en los stories de mi Instagram. Es sencilla, sólo tenéis que comprar buenos ingredientes que son clave y para ello usad Morcilla de Burgos de verdad, está buenísima. Yo siempre la compro de Embutidos Rios® que tienen unas morcillas excelentes y son de allí, y con ese producto y las indicaciones que os doy, os salís, no os puede quedar mal :D

Os cuento la anécdota. Estas son nuestras 4ª navidades en esta casa. Desde que nos vinimos a vivir aquí hay un hecho extraño que se repite cada año… Me da un poquillo de cosa contarlo pero ahí va.

Publicidad

Las primeras Navidades teníamos la casa sin colocar, recuerdo que estábamos montando la vieja cocina heredada, Isma, Camilo y yo limpíabamos y colocábamos todo -Clara aún no había llegado- cuando sonó el timbre de la puerta de casa. Una mujer que quería ir al 5º, pero que llamó al 4º para que le abrieran, decidió parar en el 3º. Cuando abrí la puerta se entusiasmó porque “aquí vivía mi amiga”, “cuantos recuerdos en esta casa”, etc… el caso es que la mujer no paraba de hablar e iba entrando poco a poco. Pensé que a lo mejor era verdad que conocía a las anteriores dueñas de la casa, me parecía que eran de edades parecidas y bueno, tampoco había mucho que ver, así que visto su interés por entrar, la dejé pasar…  Se dio una vuelta por la casa y se fue más alegre que unas castañuelas. Ya sabía mi nombre, el de mi amigo, que tenía perrito… y a nosotros nos había dejado con la boca abierta.

Llegaron las segundas navidades, y esta vez la llamada fue desde el portal. Yo cogí y le dije que sabía quien era, la reconocía perfectamente pero que estaban entretenida y no podía subir a ver la casa otra vez… La mujer insistió pero al final lo dejó pasar y no subió en las fiestas de nuestro segundo año en Malasaña….

Las terceras Navidades ya no veía sola. Se había traído a un amigo para enseñarle nuestra casa. Esta vez fue Javi -que sabía toda la historia que era la comidilla de las navidades- el que contestó el telefonillo y le dijo que era una casa de un particular, que lo sentía mucho pero que no podía venir todos los años a ver nuestra casa por Navidad y con amigos :D.. Ella le dijo que le hacía tanta ilusión que su amigo la viese, pero Javi no cedió y se fueron los dos sin ver la obra de arte de mi casa, que debe ser como el museo del Prado, de visita obligada. ;D

¡Pues no os lo vais a creer!!! Ayer saqué a dar un paseo a Clara. Estaba entrando en el portal cuando oigo: “Cuánto me alegro de verte, Rosa”. Levanto la cabeza y… Era ELLA. Habla tanto, que no sé ni como se llama. La verdad es que la mujer es muy alegre y extrovertida pero claro… no la conozca de nada. Me quedé en bucle delante suya pensado “a ver en que momento me pide subir a casa”, jajajajajaja…. pero esta vez no, me felicitó las fiestas y yo le devolví las felicitaciones. Me hizo varias preguntas personales que respondí y se fue satisfecha… ¿No tienes hijos verdad?…

Estas cosas pasan. Se ha convertido en una tradición verla o escucharla cada año, jajajajajaja. Si ve la cocina ahora -que ha quedado tan bonita-, me lleva a todo el barrio de ruta turística por casa en Navidad :D

Si tienes alguna historia… compártela :D

5.0 de 3 opiniones
Crujiente de morcilla, repollo y seta
 
Preparación
Cocción
Tiempo total
 
Paquetitos de masa filo rellenos de morcilla, repollo, setas y piñones. Todo ello bien envuelto y horneado hasta que la masa quede crujiente y dorada.
Autor:
Tipo de receta: Entrantes
Cocina: Española
Raciones: 12
Ingredientes
  • Relleno para 24 crujientes de morcilla:
  • 5 hojas de repollo rizado
  • 1 cebolla pequeña
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 200 g de setas troceadas -variedad al gusto-
  • 250 g de morcilla desmenuzada y sin piel
  • 40 g de piñones
  • Para los paquetitos:
  • 5 hojas de masa filo cortadas en 4 tiras
  • Mantequilla para pincelar
  • 1 huevo batido
  • Sésamo tostado para decorar
Pasos a seguir
  1. Pon un cazo con agua a hervir. Mientras se calienta, lava y seca las hojas de repollo y córtalas en juliana -enróllalas lo que puedas para que sea más fácil-. Cuando el agua comience a hervir, sumerge el repollo 3 minutos, después apaga el fuego y deja en el agua 5 minutos más. Retira y escurre.
  2. Pon en el vaso la cebolla en cuartos y el aceite y trocea 5 segundos en velocidad 4. Sofrie 9 minutos, 120ºC o varoma, velocidad cuchara.
  3. Incorpora las setas troceadas y la sal y cocina 5 minutos, 120ºC o Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara o velocidad 1.
  4. Añade la morcilla desmenuzada y sin piel, mezcla con las setas y programa 5 minutos, 120ºC o Varoma, giro a la izquierda y velocidad cuchara o 1. Retira la mezcla y deja enfriar.
  5. Mientras en una sartén sin aceite, tuesta las piñones. Mezcla la morcilla del vaso con el repollo y los piñones.
  6. Corta las láminas de masa filo en 4 tiras cada hoja para obtener 24 crujientes de morcilla. Pincela con mantequilla derretida -opcional- cada tira. Pon un cucharada o un poquito más de mezcla en una de las esquinas y ve doblando formando triángulos para llegar al final. Pincela con huevo batido y espolvorea con sésamo tostado. Ve colocando cada crujiente sobre la bandeja de horno cubierta con papel de hornear hasta terminar el relleno.
  7. Una vez tengas todos los paquetitos listos. Precalienta el horno a 180ºC y cocina 10 minutos o hasta que estén dorados a 180ºC con calor arriba y abajo o ventilador.

Te puede interesar

Conejo marinado sin grasas Hoy nos ha enviado esta estupenda receta nuestra querida Piqui Ces que siempre colabora con nosotr...
Caldo de gallina en Thermomix® Tengo muchos defectos, casi todos son confesables y uno de ellos es que me gusta demasiado la so...
Calamares en salsa americana ¿Mitad de semana de nuevo y con pocas ideas para cocinar? No lo pienses más y vete a la pescader...
Fabada Asturiana, receta tradicional Esto Willy no lo puede probar pero no quería dejar de hacer la foto con él para que veáis que guapet...

4 Comentarios

  1. Buenas,

    jo esto tiene que estar de vicio, lo malo que me pilla el finde, pero compraré los ingredientes, tengo que probarlo…

    Respecto a la anécdota a mí me pasó algo parecido en mi antiguo domicilio, además sólo la veía por navidades, y contaba su historia, la llamaba el espíritu del pasado, presente y futuro (sin maldad sólo por la peli), eso sí nunca vino acompañada.

    Besos!

    Anabel

    • Jajajaja… a esta tampoco la veo el resto del año. Yo creo que por lo que me ha dicho, viene a visitar a su madre por Navidad y aprovecha… Lo del acompañante es de traca “que me hace ilusión enseñarle la casa”… Así, con todo su morramen :DDDD

  2. Esta genial la anécdota jajajaja

Dejar una opinión

  Acepto la política de privacidad

Valora esta receta: