Volar en paramotor sobre Madrid

publicado en: Mis fotos | 33

Vistas de la Sierra de Madrid desde el paramotor

Dichosa alarma del teléfono. Son 7 de la mañana y es sábado. Hoy es el gran día que llevaba tiempo esperando. Voy a volar y esta vez no se trata de un avión. Javi está durmiendo y veo que no tiene ni la más mínima intención de asistir al despegue aunque me ha dejado bien claro cuál es mi grado de locura, jejejeje. Quizás penséis que soy atrevida, si para estas cosas soy un poco inconsciente pero a veces hay que serlo.

Hace unos meses conocí a Alfonso mientras se preparaba para un despegue en un descampado de la sierra. Le puse la cabeza como un bombo preguntándole sobre la vela, la gasolina, la sensación que se tiene ahí arriba… En realidad eran preguntas preliminares. A mi lo que me apetecía era subirme a ese trasto. Quedamos. Iba a ser mi primer vuelo en paramotor.

Publicidad

Estirando la vela del paramotor

La mañana es fría, así que calcetines dobles, camisetas de manga larga, forro polar, guantes… pero ahí arriba todavía hará más frio. Aquí os presento el pedazo de despligue (y visto así, empiezo a entender la preocupación de Javi).

Alfonso tiene muchas horas de vuelo y acumula títulos y premios y aunque es bastante modesto, dicen los que saben de esto, que vuela como nadie. Estiramos la vela. Todo parece estar en su sitio. El viento y las condiciones meteorológicas son óptimas. El GPS tiene batería y el bidón de gasolina está casi lleno. Yo estoy nerviosa y contenta. Y he cometido una imprudencia, he desayunado y no llevo bolsa plástica :)

Publicidad

Volando en paramotor

Nos sentamos. Casco y micrófono. El motor se pone en marcha. He escuchado motores más silenciosos. El micrófono será la forma que utilizaremos para comunicarnos. Yo voy sentada delante en el biplaza, él atrás, un poco más elevado.  No puedo ver las aspas, pero dan vueltas. Nos empezamos a mover. Miro hacía arriba, la vela sube, solo en segundos nos separamos del suelo. Yujuuuuuuu, como mola!!!

Embalse de Valmayor desde el Paramotor

Estábamos volando. Bajé los pies de los estribos para sentir como flotaban, atravesamos un campo cercano al Embalse de Valmayor. No sabía que  había “bambis” en esa zona, preciosos… El embalse tenía unos colores increíbles. La luz de la mañana es la mejor. Pasamos por un montón de pueblecitos:  San Lorenzo de El Escorial, Navacerrada, Cercedilla, Collado Villalba, Galapagar, Torrelodones… y después de una hora de vuelo, apagamos el motor: El Silencio

Te puede interesar

Señor Willy, el rey de la casa Siempre ha sido un "señor". Elegante, con un estilo envidiable, cariñoso y muy guapo. Todo le qued...
Os presentamos a Camilo Estoy emocionada y no sé por donde empezar. Acaba de llegar este canino a nuestras vidas y e...
Un domingo con flores Que mal tiempo está haciendo en todo el país. Dicen que hoy mejora, y eso espero porque estamos ...

33 Comentarios

  1. Conchita Barrios

    Que valiente,,,,,me parece precioso !!

    • Rosa Ardá

      Es super chulo y no da nada de vertigo. Si solo os falta que os regalen un vuelo :D Lo disfrutarías

  2. ¡¡Menudas vistas!! yo sería incapaz, desde un 1º piso tengo vértigo jajajaja…
    La tarta se ve riiquísima, y fácil que mas se puede pedir!!
    Besos

  3. Rosa ,fantastica cronica ,al leerlo te metes en tu aventura ,casi casi que se vive, lo de ..silencio lo dice todo. La aventura es la aventura chica, difruta todo lo que puedas. Besitos.

  4. Qué atrevida!!! Está claro que disfrutastes un montón, la crónica que haces es buenísima. Un beso!!

  5. veronica aparicio

    Menuda sensación y que bien lo explicas, casi casi notaba el aire y todo :)

    • Rosa Ardá

      Pues ahora solo falta que lo experimentes tu misma! Ánimo, jejejeje

  6. Que valiente!!! Enhorabuena por tener el valor para hacerlo, yo ni lo intento.
    Besitos

  7. Desde luego tiene que ser una pasada, pero me falta valor o me sobra miedo. En una zona de Alicante donde yo viajo con mucha frecuencia hacen parapente, creo que eso es sin motor, y desde luego acongoja verlo desde abajo cuando se tiran por el precipicio. Tengo amigos que saltan en paracaídas, pero chica yo no puedo ni pensarlo. Me alegro que te hayas atrevido y lo hayas disfrutado. Un saludo. Esperanza.

    • Rosa Ardá

      La sensación no es para nada mala, al revés. Yo me sentía muy segura, quizás es por Alfonso que sabe llevarlo muy bien, pero repetiría mil veces

  8. Qué valiente, chica!!!! Y qué suerte poder comtemplar estos paisajes!!!!
    Yo he subido en globo pero no hay nada de emoción si encuentras un día sin viento… Pero este viaje tuyo… si mi acompañante me certifica sus horas de vuelo, lo hago ya!!! Aunque sólo sea para sentir flotar los pies…
    Besos

    • Rosa Ardá

      Mira en globo no he subido yo, además se lo iba a regalar a mi marido, pero tuvimos que “abortar” la idea por un compromido el mismo día. Lo peor era lo carísimo que era!!

  9. Jo que pasada, me hubiera gustado estár allí arriba, mi marido tampoco me hubiera acompañado, creo que los nervios los hubiera hecho él, jejej.

    Felicidades por tu bautizo aéreo.

  10. María López V. Úbeda (Jaén)

    Qué pasada!!! Tiene que ser una experiencia alucinante. Yo no soy muy aventurera nunca he hecho rafting ni puenting ni me tiraría en paracaidas (a no ser por necesidad) pero sí montaría en un bicho de estos. Un besazo wapa
    MARIA

    • Rosa Ardá

      Cuando te vengas por Madrid avisa!!! que igual podemos arreglarlo :)

  11. ¡Enhorabuena! Por tu valentía, por tu pasión, por tu manera de ser.

    Nos alegra ver que has disfrutado de lo lindo, y nos has recordado a nuestro hijo cuando saltó en paracaídas, que seguro será lo próximo que hagas ¿o no?

    Besotes

    Ana y Víctor.

    • Rosa Ardá

      Eso tengo que hacerlo!!! Ya veremos si le echo valor
      Un abrazo enorme

  12. Vaya ovarios que tienes amiga !!!!
    Valiente como tu sola .Conozco la zona y los veo muy a menudo, ya que paso cuando vengo de la sierra . Tiene que ser precioso desde esa altura Enhorabuena por la experiencia ,un besote Rosa

    • Rosa Ardá

      Jajajaja, yo tengo solo un par :)
      No hay que ser valiente, es muy fácil sentarse y que te lleven. El piloto era el mejor y lo disfruté, es muy placentero flotar y ver todo en silencio desde allá arriba.
      Besos

  13. Mar Martinez

    Con mi vertigo… imposible! Y tiene que ser bien bonito…. :)
    Un beso

    • Rosa Ardá

      No da vértigo Mar. Tienes que intentarlo alguna vez

  14. ¿QUEN DIXO MEDO SENDO DE DÍA??????? lo que daría por atreverme. Sobre todo……. el silennnnnnnnnnnnnnnnnnnncio. Precioso, único. Rosiña no pares nunca.
    Un bico

    • Rosa Ardá

      Que dixo medo? ninguén.
      Yo te veo a ti volando en “cero coma”. Si tu eres una atrevida Piqui!! Seguro que te atreves hasta “pilotarlo”, jejejeje

  15. Dios mio!!! sólo de verlo me mareo…no sirvo para eso. Me pongo histérica en un avión pues en un paramotor. Aqui en Huesca hay escuelas de motor…e incluso te puedes tirar en paracaidas, si tanto te gusta tendrás que venir a estas tierras…me alegro que te haya gustado.

    • Rosa Ardá

      Lo primero es que no marea absolutamente nada!. No tienes sensación de inseguridad. Al menos yo no la tuve. Habrá que ir por tu tierra a hacer algún cursillo. Lo del paracaídas hace mucho que tengo ganas de hacerlo. Un día tengo que cerrar los ojos y decir, hoy SI QUE ME TIRO

  16. Que pasada!!!! y que valiente, a mi me gustaría pero me da mucho miedo. Menudas vistas, seguro que ahora estas superenganchada con volver a repetir, me alegra que lo hayas disfrutado, gracias por compartirlo, me ha encantado.

    • Rosa Ardá

      Las vistas espectaculares. Lo estaba disfrutando tanto que hice pocas fotos. Prácticamente las que véis en este post. Tienes que animarte Arantxa que no es para tanto, no da miedo, de verdad.

  17. Seguro que esas vistas han encendido tu alma. Me encantaría poder disfrutar de un vuelo así.

    • Rosa Ardá

      Pues deberías probar, porque hay tantas cosas chulas que nos perdemos por miedos. Tengo amigos que me dicen que estoy loca por subirme al paramotor o a una avioneta, pero te puede pasar algo cruzando la calle, o cogiendo el coche. Hay que vivir experiencias enriquecedoras

Dejar una opinión