Qué fregadero elegir

publicado en: Mis cacharros, Te cuento, Tu cocina | 4

Fregadero sintético Poalgi®

Holaaaa!!! ¿Estáis listos para reformar vuestras cocinas? Ya sabéis que he cambiado la mía hace muy poquito y os cuento que desde hoy viernes 13 de octubre podéis verla íntegramente en la revista MICASA Práctica que ya encontraréis en vuestros kioscos. Ha sido una experiencia diferente… Nos lo hemos pasado muy bien preparando el reportaje con Cristina y Pilar y a mi -que me gustan las cositas de casa- me ha hecho especial ilusión tener esta oportunidad. Espero que a vosotros también os guste. ¡Ya me contaréis!

Cuando nos ponemos a reformar la casa nos volvemos locos con cosas que parecen de lo más básicas. De repente nos entran millones de dudas y cuanta más variedad menos nos decidimos. Cada decisión parece vital y muchas veces hay que tomarlas rápido sin saber cómo van a quedar las cosas. Hoy comenzaremos por la elección del fregadero.

Publicidad

¿Qué fregadero es el mejor? ¿Qué fregadero debo elegir? ¿Qué fregadero será más duradero? Cada material tiene pros y contras, no hay nada que quede perfecto toda la vida pero al menos veremos cual se ajusta más a nuestros gustos. Yo os voy a contar porqué he elegido este fregadero y os voy a explicar qué hay en el mercado para que vosotros decidáis cual se adapta mejor a vuestras necesidades y presupuesto.

La estética de las cocinas es muy importante. Si además es abierta al salón como en mi casa, todos los detalles son pocos. Dar imagen de pulcritud a la vez que frescura y modernidad, es imprescindible. Nuestra casa habla de como somos, de nuestros gustos y expresan muy bien nuestro carácter. Cuídala porque es tu carta de presentación cuando tengas invitados pero sobre todo porque la vas a vivir todos los días y un entorno agradable te hace la vida más cómoda y fácil.

Publicidad

En la cocina, el tamaño sí importa. Si eres de los que hornean con frecuencia necesitarás un fregadero donde puedas limpiar las bandejas con comodidad. Me chiflan los fregaderos grandes, a partir de 60 cm de ancho son perfectos pero si te puedes permitir uno de 80cm, no te arrepentirás.

 

Tipos de fregaderos, el material:

Hoy en día tenemos bastante donde elegir con opciones de color para que combinen con nuestra cocina. Cada marca pone nombre a sus materiales. Este es un resumen de lo que podéis encontrar en el mercado:

  • Acero inoxidable: De los más usados por su facilidad de limpieza, muy higiénico, resistencia al calor y por supuesto a los ácidos con los que trabajamos todos los días en la cocina. Lo que peor llevan es el rayado, los golpes fuertes y la cal, por lo que lo adecuado es comprar un buen fregadero de un grosor suficiente, limpiarlo a diario y pasar un pañito para que se quede seco. Actualmente puedes encontrar estos fregaderos en acero esmaltado de diferentes colores, el inconveniente es que un golpe puede hacer saltar esa pintura. Calidad-precio-durabilidad: Alta. Adoro el fregadero con faldón frontal, es precioso.

Fregaderos en acero inoxidable

  • Los fregaderos sintéticos: Es mi nuevo fregadero, de resina sintética, en color blanco y de marca española Poalgi®Tuve muchas dudas al principio, no sabía si iba a cumplir las expectativas y aunque lleva menos de tres meses de uso, estoy gratamente sorprendida. Se limpia muy bien, por ahora no he tenido problemas ni con manchas ni con rayaduras y me parece que queda ligero y encaja perfectamente en el estilo de la cocina. Al ser blanco queda camuflado, estoy contentísima con él. Son altamente resistentes al rayado, los golpes y el calor y además ofrecen mucha variedad de colores para adaptarlos a tu cocina. Buena relación calidad-precio. Como en otros materiales, hay montones de formas para adaptarlo al espacio y gusto de cada cliente.

Fregaderos sintéticos de marca española Poalgi®

  • Los de gres o cerámicos: Son un espectáculo, una auténtica preciosidad pero salen bastante más caros y pesan mucho. Lo del peso es una manía mía por vivir en una casa vieja. Siempre estoy pensando en si será demasiado para esas vigas de madera :D Estos fregaderos encajan maravillosamente en cocinas de tipo rústico, nórdicas porque suelen ser blancos. El problema es el precio. Supongo que no todo lo que vemos en algunas tiendas muy conocidas tienen la misma calidad. Estos fregaderos son bastante caros y es que la calidad tiene un precio. Tras preguntar en Instagram si alguien los usaba, el resultado fue que los que habían comprado uno bueno –Chambord– estaban encantados, con otros el paso del tiempo no era tan benévolo , tienden a rajarse o aparecen lineas en la porcelana, un golpe fuerte puede partirlas y golpes más suaves acaban descascarillándolos.

Fregaderos cerámicos

  • Clásicos de piedra como el mármol y el granito: son resistentes, preciosos y muy pesados pero no se llevan bien con ácidos y productos abrasivos. No son económicos. Quedan genial en cocinas de estilo rústico. No hay casa antigua que no tenga uno de estos fregaderos y durar es evidente que duran. Cuando los usas y son viejecillos, son bastante asperos. Es fácil que tengan manchas. Deben tener una buena caída para que el agua no estanque, sobre todo en los rectangulares de base recta y lisa.

Fregaderos de piedra

  • Como la encimera, fabricados a base de cuarzo y resinas: Seguro que os suenan los fregaderos continuos de Corian, de Silestone… Una de sus características es que las juntas apenas se notan y se integran con la encimera porque las puedes poner del mismo color. Aunque son resistentes a los golpes pueden marcarse si reciben un impacto seco y hay que tener en cuenta que estos materiales no llevan bien el calor o las temperaturas muy altas -no se puede apoyar una olla caliente sobre ellas y lo mismo en el fregadero-, el Corian además no resiste bien el rayado. Para los que les gusta una continuidad con la encimera son perfectos porque puedes tener la encimera y el fregadero exactamente del mismo color y sin juntas, pero hay que tener en cuenta sus inconvenientes y su alto precio.

Fregaderos cuarzo tipo corian o silestone

Moraleja: pon lo que te guste porque nada es para siempre :D

 

Las formas de los fregaderos:

Adapta tu fregadero a tu cocina. Puedes ahorrar espacio en las esquinas para tener una zona más útil o que tu fregadero sea algo más que un lugar en el que lavar los platos.

  • El clásico cuadrado y rectangular: Son los más usados, muy cómodos. Los más modernos tienen esquinas en 90ºC con ángulos rectos que son un poquito más incómodos de limpiar. Siempre quedan bien.
  • Los redondos: De fácil limpieza. Hay que tener en cuenta que si lavas una fuente es muy probable que no te entre dentro y no la puedas dejar en remojo por la forma.
  • Con escurridor incorporado: Los recuerdo de siempre, quizás los más usados hace años. En la actualidad el escurridor no se utiliza tanto. Casi todos disponemos de lavaplatos y no dejamos la loza en el escurridor. Si tienes espacio es muy cómodo. Si tu encimera es pequeña, lo mejor es que aproveches todo el espacio y prescindas del escurridor. Hay otras formas de quita y pon para tener escurreplatos y tener siempre más espacio de encimera.
  • De esquina: Si la distribución de tu cocina no te permite ninguna de las opciones anteriores siempre quedan soluciones como el fregadero de esquina que lleva dos senos. De esta forma podrás aprovechar esa zona de la cocina que solo serviría para colocar útiles.
  • Con varias cubetas: Son los más versátiles. Puedes poner sucio en un lado y lavar verduras en el otro, o usar esa segunda opción como escurridor. Los encontrarás en formato redondo y rectangular. Elige el que mejor se adapte a tu casa y ten en cuenta que las dos cubetas no tienen que medir lo mismo.

La colocación:

Basicamente hay dos opciones: con el borde por encima de la encimera o por debajo. La opción que más se usa en la actualidad es bajo encimera, pero dependerá del tipo de material que uses en la zona de fregadero.

  • Bajo encimera: Se suele usar cuando la encimera es de granito, de piedra o sintetico. Es decir, bajo Silestone, mármoles, Dekton, etc… En los nuevos materiales porcelánicos y conglomerados es la opción más usada. Resulta cómodo y queda precioso. Pasar el paño sobre la encimera y terminar en el fregadero sin encontrarte con juntas ni esquinas, facilita la limpieza. Además como lleva silicona por debajo, es complicado que esta de problemas :D

Fregaderos bajo encimera

  • Sobre encimera o encastrables: Se puede usar esta opción con cualquier tipo de material, pero se hace imprescindible en encimeras que no se lleven bien con el agua, como la madera y los laminados. El problema es el sellado con silicona, con el tiempo se pone sucia y es algo que da mucho coraje. En casa de mi madre me pasaba el día limpiando alrededor con un cuchillito o un mondadientes para que estuviese perfecta.

Fregaderos sobre encimera

A tener en cuenta:

  • Las cubetas más profundas te darán un extra de capacidad.
  • El tamaño: Aunque te digan que con 40X40 de fregadero tienes más que suficiente, si tienes espacio no dudes en usarlo. Fregar las bandejas de la cocina sin salpicar por todas partes es una maravilla. Mi fregadero es de 70 cm de ancho… una bañera de la que disfruto a diario. Si puedes no la pongas de menos de 60 cm de ancho aunque tengas lavaplatos.
  • Los fregaderos demasiado cuadrados con esquinas en ángulo de 90ºC dificultan la limpieza diaria. Si puedes, intenta que las uniones sean redondeadas para facilitar la higiene en esas zonas más complicadas. Los materiales más higiénicos son los menos porosos: acero inoxidable, derivados del cuarzo, gres…
  • ¿Cuántos senos? Lo ideal es tener un fregadero bien grande con un par de senos. Así tendrás uno para sucio y otro para limpio. Además con dos senos, lavar siempre es más fácil, en uno friegas y enjuagas y en el otro escurres. Y si tienes loza sucia, puedes lavar tus verduras en la zona limpia sin necesidad de fregar inmediatamente todo para dejar el fregadero operativo.
  • Tan importante como tener un buen fregadero es que el agua evacue con alegría. Que el fontanero os monte una instalación buena con una tubería de generosas dimensiones y no tiréis alimento ni aceites por el sumidero.
  • La limpieza: debe ser diaria. No uses elementos punzantes para rascarlo ni productos abrasivos. En casa ya solo uso estropajos azules, de los que no rayan. Un poco de jabón y agua y un paño seco, hará que cualquier fregadero se conserve bien durante años.

Espero que después de todas estas explicaciones ya tengas claro cual es para ti.

Muchos besosssss, espero vuestros comentarios.

Muacccccc

Te puede interesar

Caramelo líquido fácil, cómo se hace ¿Será fácil o difícil hacer caramelo líquido? ¿Saldrá bien?, ¿Se conservará mucho tiempo? ¿para ...
Recetario Navidad (Parte 1) Me he llenado de pegatinas de bolitas de navidad para celebrar la primera parte de nuestro Recetario...
Estilo clásico Os traemos una nueva cocina, esta vez es un toque clásico para una mujer mayor. Es una cocina con ...
Cómo cocer pasta seca, trucos y consejos Cocer pasta seca en nuestro robot de cocina es sencillo, pero seguramente muchos no os atrevéis ...

4 Comentarios

  1. No os recomiendo el fregadero bajo encimera dekton, lo puse el año pasado y se me ha saltado los bordes que van encima del fregadero, un golpe que le des con un vaso y se salta, y me lo vendieron como lo mejor del mundo.

  2. Impresionante artículo, me ha encantado. Es de las cosas en las que no piensas demasiado y si no lo escoges bien te arrepientes cada día.

  3. hola , he entrado a la revista pero hay varias casas para ver. cual es la vuestra, en que apartado de la revista on line está??
    enhorabuena y disfrutadla¡¡

Dejar una opinión