Nuestras cocinas: El rincón de Bea

El rincón de Bea

¿Quien no conoce “El rincón de Bea“??? El blog es genial, me gustan muchísimo sus tutoriales de galletas -que hemos usado con su permiso- y sus tartas y bizcochos, aunque no sólo hace dulces. Siempre he tenido curiosidad por ver su cocina y por fin ha llegado el día.
Hace muy poco ha puesto el antes y el después de los cambios de muebles en su blog. Hoy aquí os pondremos solo el resultado, así que si queréis curiosear por el antes, haced click aquí.

En Enero de 2003, Bea se mudó a esta casa que es donde reside actualmente, tenía una cocina de 12 metros cuadrados que amuebló con la ayuda de IKEA. Ella quería una cocina práctica y fácil de limpiar y lo consiguió. No sé si en aquel momento ya era tan cocinillas, pero todo apunta a que si. El tiempo ha ido pasando y Bea ha ido llenando su casa de cortadores de galletas, moldes, rejillas… y ha necesitado hacer unos cambios para guardar todo eso, combinando los “viejos muebles” con estos que nos muestra. :D
-Por ese mismo camino vamos nosotras, jajajajaja-.

Sus rincones favoritos

Bea Roque:

-Mi cocina tiene unas dimensiones de 4 metros de largo por 3 de ancho.
-Los muebles son de Ikea, el modelo es Stat color beige
-La encimera es de Silestone: Serie Mithology -Beige Olimpo
-Los muebles nuevos son de IKEA modelo Fagerland.

Cuando quise hacer el cambio de algunos muebles de mi cocina, me di cuenta que el modelo Stat solamente lo seguían fabricando en blanco. Me daba mucha pena tener que cambiar todas las puertas porque estaban totalmente nuevas, así que se me ocurrió combinarlas con puertas de otro color como las del modelo Fagerland, era el que pensaba que le iría mejor ya que los zócalos y cornisas que ya tenía la cocina eran prácticamente iguales. He cambiado también cuatro puertas de la parte inferior para que las puertas nuevas se parezcan un poco más a las integradas y he aprovechado las que quité para la zona de las baldas.

La despensa

PROS Y CONTRA en mi cocina:

PROS:
-Me encanta la columna nueva de 37cm de fondo, lo uso exclusivamente para mis productos de repostería.
-El nuevo mueble que va donde estaba la estantería abierta… ha quedado perfecta para los vasos extra de la Thermomix y la KidchenAid… no imaginaba que tuviera un acceso tan fácil al ir justo al final de la pared.
-La encimera de silestone… la volvería a poner, es preciosa y como dirían las madres “muy sufrida” jajajajaja
-He puesto amortiguadores a las bisagras de las puertas, son comodísimos.
-Adoro los cajones extraíbles de los armarios.
-Las cajoneras hondas -gaveteros- son un estupendo invento para las ollas.

Los cajones, gabeteros, etc...

Estoy encantada de como ha quedado la cocina, es mejor de lo que hubiera imaginado, como dije en el blog: “No es la cocina más bonita… pero para mí sí lo es. Es muy cómoda, práctica y fácil de limpiar…” Se que las cocinas de Ikea no son las de mejor calidad, pero a mi me ha dado un resultado estupendo… además tienen garantía de 25 años!!!. Lo bueno de estas cocinas, es que en unos años, si te cansas del modelo, le puedes hacer un cambio de look tan solo cambiando las puertas y los tiradores…

CONTRAS:
-No volvería a poner ninguna estantería abierta ya que se acumula mucho polvo y grasa, hay que limpiarlo constantemente.
-No volvería a poner rejillas extraíbles -como en la que tengo los paños de cocina-. Para los paños está bien, pero por ejemplo para las especias u otro tipo de producto no va bien, ya que se desplazan al abrir y cerrar y se cuelan en los huecos. Por eso he cambiado varias de estas rejillas… las que están en el mueble blanco al lado de la nevera.
– No volvería a poner armarios con puertas de cristal. Se manchan mucho y hay que tener todo perfectamente colocado dentro aunque es cierto que quedan muy monos.

Un beso a todos
Bea






Responder